Alcohol para enfriar: ¿es seguro poner su licor en el congelador?

Si su objetivo es mantener su licor lo más frío posible mientras bebe, es posible que haya pensado en congelarlo. Pero la pregunta es: ¿El alcohol se congela? ¿Es seguro mantenerlo afuera en una fría noche de invierno?

La respuesta a esta pregunta depende de qué tipo de alcohol estés hablando. El licor no se congelará, pero la cerveza y el vino podrían hacerlo en puntos de congelación más bajos que otros tipos, ¡aunque no siempre está garantizado!

Una botella de vodka, por ejemplo, puede sobrevivir intacta una noche en el congelador, pero una caja de enfriadores de vino puede terminar siendo un desastre pegajoso y fangoso.

Los diferentes alcoholes tienen diferentes puntos de congelación, que pueden variar según con qué se mezcle y el recipiente en el que se encuentre. No puedes poner una margarita y un gin martini en el congelador juntos y esperar que sepan igual.

Bandera de Amazonas

Puntos de congelación del alcohol

El alcohol de etanol puro se congela a -173 °F (-114 °C), mientras que el agua se congela a 32 °F (0 °C). Debido a que las bebidas alcohólicas contienen tanto alcohol como agua (así como azúcares y otras adiciones en algunas circunstancias), su punto de congelación se encuentra a medio camino entre los dos líquidos.

El punto de congelación exacto de cualquier cerveza, licor o vino está determinado por su volumen de alcohol (ABV o prueba):

Cuanto menor sea la concentración de alcohol, mayor será el punto de congelación y más rápido se congelará.

Cuanto más cálido sea el punto de congelación y más tiempo se pueda dejar en el congelador, mayor será la concentración de alcohol.

Temperaturas de congelación

Termómetro en hielo

La cantidad de alcohol en la cerveza y vino es relativamente modesto, estando el resto del volumen formado por agua y solutos (sales, azúcares, etc.). La cerveza y el vino se pueden congelar en el congelador de su casa porque son principalmente, pero no del todo, agua.

La cerveza y el vino no se congelan tan «sólidos» como el agua en el congelador de su casa. Entonces, si bien puede hacer cubitos de hielo con vino para almacenar las sobras, transferir esos cubitos de vino a una bolsa con cierre hermético para la conservación en el congelador a largo plazo puede resultar en un desorden fangoso en la bolsa.

Los licores fuertes, por otro lado, como el vodka, no se congelan en un congelador doméstico típico. Cuando los guarda en el congelador, pueden parecer un poco más gruesos.

Las pequeñas diferencias en el porcentaje de congelación de alcohol no harán una diferencia significativa, pero si está cerca, existe una buena posibilidad de que se congele. Aquí están el alcohol de congelación y las temperaturas:

Congelar cerveza (con 3% a 12% ABV) en casa puede ser complicado. El punto de congelación suele ser de 28 °F (-2 °C), pero es mejor esperar hasta que la temperatura deseada caiga por debajo de este rango antes de dejarlos caer para no dañar el sabor o la integridad de lo que ha almacenado para su uso posterior.

El vino tiene un punto de congelación de 23 °F (-5 °C) y un ABV de 8% a 14%. Puede mantenerlo en el congelador durante menos de una hora, pero no más de lo que podría poner en riesgo el vino.

Con un ABV del 20 % y un punto de congelación de -7 °C (22 °F), los licores de baja graduación como la crema irlandesa pueden volverse fangosos y congelarlos puede cambiar la textura de forma permanente.

El licor de 64 grados (32 % ABV) con un punto de congelación de -10 °F (-23 °C) está bien para congelar. Los licores como el amaretto y el whisky con sabor Fireball entran en este rango de contenido de alcohol, ¡así que son perfectos para su próxima fiesta de invierno!

80% ABV y -17 °F (-27 °C) punto de congelación, licor de 80 grados como Ginebra, vodkay el whisky son seguros para congelar.

Tenga en cuenta que estos valores de congelación son aproximados, especialmente para la cerveza y el vino. Use las temperaturas solo como una guía y no las exceda.

Bandera de Amazonas

La química de la congelación de alcohol

Químicos y vasos de precipitados

El punto de fusión del etanol, el alcohol presente en la cerveza, el vino y los licores, es de -173 °F (-114 °C). El punto de fusión del etanol es la temperatura a la que pasa de sólido a líquido.

Para conservar adecuadamente los alimentos, la mayoría de los congeladores domésticos mantienen temperaturas entre –9 °F y 0 °F (–23 °C y –18 °C). Debido a que el etanol tiene un punto de fusión de 0 °F (-18 °C), que es sustancialmente más cálido que 173 °F (-114 °C), puede almacenar licores de forma segura en un congelador doméstico a una temperatura de 0 °F (- 18 °C).

El mejor alcohol para congelar

El congelador doméstico promedio conectado a un refrigerador tiene una temperatura de 0 °F (-18 °C), que es lo suficientemente frío como para mantener el hielo congelado, pero no lo suficientemente frío como para mantener congelada una botella de licor de 80 grados. Un arcón congelador puede volverse bastante duro: el licor de 80 grados puede congelarse, pero el alcohol de 100 grados es poco probable.

Por lo general, está bien mantener su botella de vodka favorita en el congelador. Y es una buena idea poner ese preciado limoncello (promedio de 30% ABV) en el congelador durante unas horas.

Aquí está la lista de bebidas alcohólicas que puede poner en el congelador de manera segura:

El peor alcohol para congelar

Las bebidas alcohólicas que se prueban entre 40 y 80 no se congelarían a las temperaturas normales de un congelador doméstico. Sin embargo, estas bebidas alcohólicas definitivamente se congelarán si las deja demasiado tiempo en el congelador:

  • Cerveza
  • Vino
  • Enfriadores
  • Sidra
  • Vodka

Por qué no deberías congelar tu alcohol

La cerveza y el vino tienen un contenido de alcohol más bajo que los licores y se congelarán. Si pone una cerveza caliente o vino blanco en el congelador para que se enfríe rápidamente, estará listo para beber.tinta al instante. ¡No lo olvides!

Si bien el contenido de la botella no se congelará inmediatamente, el agua sí lo hará. Esto convierte la bebida en papilla y puede estropear el sabor. El vino congelado, por ejemplo, probablemente se use mejor para cocinar que para beber.

Más importante aún, para mantener la frescura y la carbonatación, la cerveza y el vino se embotellan bajo presión y el agua se expande a medida que se congela. Los corchos y las tapas pueden hincharse o romperse, el vidrio puede romperse y las latas de aluminio pueden explotar si se almacenan en frío durante demasiado tiempo. Esto causa un desastre horrible que necesita una limpieza a fondo de su congelador.

Conclusión

Cuando se trata de tus bebidas alcohólicas favoritas, siempre puedes contar con dos cosas: hielo y licor. Pero, ¿y si te dijera que esto último podría no ser tan confiable?

Hay algunas cosas que debe saber sobre el almacenamiento de sus bebidas favoritas. El licor, el vino y la cerveza tienen diferentes necesidades de almacenamiento, por lo que es importante investigar cuál funcionará mejor para lo que está poniendo en el recipiente.

¿Qué alcohol te gusta congelado? ¡Compártelo abajo!

Bandera de Amazonas

Deja un comentario